El toque humano en la medicina: ¿Lo estamos perdiendo?

Un mundo tecnificado

Como oftalmólogos, vivimos en un mundo acelerado e impulsado por los resultados. Hacernos cargo de un gran y creciente número de pacientes es la norma, por lo que pasamos la mayor parte de nuestras vidas en un entorno donde la eficiencia se ve recompensada, la eficacia es una norma y el tiempo es oro.

Para los médicos que ejercen en lugares más necesitados, es simplemente una cuestión de mantenerse al día con la demanda. Otros, deben cumplir con los requisitos nacionales de su sistema de atención médica. Y para aquellos que están en la práctica privada, es importante mantenerse al día con las cuentas, especialmente cuando la tecnología en constante evolución y altamente costosa se ha convertido en un estándar para la calidad de atención médica.

La tecnología está brotando a nuestro alrededor. Los descriptores, como mejorías y mayor rapidez en nuestro workflow, mejores resultados y control a distancia,  se utilizan con frecuencia en la comercialización de nuevos dispositivos. Podemos obtener una vista previa de las historias clínicas de nuestros pacientes, de los estudios de diagnóstico y hasta podemos ver imágenes de nuestros pacientes durante la noche, obteniendo así, una impresión diagnóstica bastante precisa e incluso diseñando un plan de tratamiento antes de conocer al paciente.

Los EHR (Electronic Health Record) supuestamente mejoran nuestra eficiencia y nos protegen de los litigios al tener la información del paciente bien organizada, segura y disponible desde múltiples puntos de acceso. Sin embargo, los estudios sugieren que solo el entre el 27% y 50% del tiempo del médico se dedica a los pacientes (1), y el 62% del tiempo para cada paciente se dedica para los EHR (2). Además, tratamos con reglas de confidencialidad cada vez más estrictas relacionadas con Información la de salud del paciente y su identidad. Las fotografías y los videos quirúrgicos ahora carecen de un identificador que pueda ayudarnos a identificar al paciente.

Examinamos cientos de ojos, pero ¿con qué frecuencia miramos a nuestros pacientes a los ojos? La tecnología nos conecta con todo, excepto con el otro humano de la habitación.

El valor de la conexión médico-paciente

La gente recuerda su experiencia y cómo los hicimos sentir…

Noventa exámenes clínicos, 30 procedimientos de LASIK antes de la hora del almuerzo y cirugías de cataratas de 4 minutos: estas hazañas son maravillosas y dignas de elogio, siempre y cuando no perdamos de vista lo que realmente representan. Nuestro trabajo tiene un profundo impacto en nuestros pacientes, que son más que sus ojos. Tener una visión de 20/20 no significa nada para un paciente que se siente invisible a nuestro cuidado. Ningún paciente se ha jactado de que su cirujano haya tardado 4 minutos en completar una cirugía de cataratas. En contraste, la gente recuerda su experiencia y cómo los hicimos sentir.

Todo tiene que ver con la perspectiva: no estamos haciendo esto por un valor P o para pararnos en un podio donde nuestros egos pueden ser exaltados por nuestros compañeros. Definitivamente, no deberíamos estar haciendo esto exclusivamente para la remuneración económica. Estamos tratando seres humanos, modificando la forma en que perciben el mundo y cómo interactúan con los demás, por lo tanto debemos reconocer el gran valor de la díada médico-paciente y trabajar juntos simbióticamente.

Entonces, ¿cómo nos conectamos más con nuestros pacientes? Un paso en la dirección correcta es aceptar que nosotros mismos somos seres humanos. La glorificación de ciertos comportamientos destructivos, como no dormir, no comer y trabajar incesantemente, no nos hace sobrehumanos. Solo nos separa de nuestra propia humanidad y, en consecuencia, de nuestros pacientes. Cultivar un estilo de vida equilibrado y saludable nos proporciona fortalezas y herramientas que podemos aplicar a nuestra práctica. ¿Por qué no encontrar una pasión que nos despeje y nos recuerde quiénes somos fuera de la medicina?

Probar cosas nuevas es humillar y expandir nuestros paradigmas. Requiere flexibilidad para entender a los que son diferentes de nosotros. Para mí, esto significa viajar, navegar, pasar tiempo al aire libre y estar en compañía de tus seres queridos. (Fotos 1 a 4).

¿Cuándo comenzaremos a usar términos como feliz, satisfecho, amable y empático como medidas de éxito?

 

Foto 1. El Dr. Campos-Möller camina por el Parque Nacional Gros Morne con su compañera. (Cortesía de Xavier Campos-Möller, MD)

Foto 2. Dormir en un hotel de 1.000 estrellas. Si quieres acercarte a un Newfoundlander, diles cuánto amas a su provincia. (Cortesía de Dru Kennedy Photography)

Foto 3. Abrazando las condiciones climáticas en el hogar en un paseo en bicicleta. Los Newfoundlanders están orgullosos de su capacidad para soportar algunos de los climas más duros del mundo. La gran mayoría de las conversaciones no médicas con pacientes gira en torno al clima.

Foto 4. Compartir olas con niños locales en Indonesia, una experiencia humanamente maravillosa.

 

El contacto visual es una forma poderosa de comunicación no verbal que puede usarse para generar sentimientos de cuidado, cercanía y empatía. Conty et al (3) sugieren que el contacto visual puede y debe usarse con fines terapéuticos. Señalan que el uso del contacto visual durante los procesos terapéuticos aumenta la valoración del paciente de las habilidades y la eficacia interpersonales del terapeuta, lo que denominaron el efecto de observación de los ojos. Además, la investigación sobre los efectos del placebo demuestra que las palabras de los médicos catalizan las respuestas de curación junto con los tratamientos inactivos.(4)(5)  Una sonrisa y la postura correcta también pueden tener un efecto positivo. Kraft et al (6) encontraron que los pacientes calificaron a los médicos que mostraron un comportamiento empático no verbal como más comprensivos, más cálidos y más competentes que los médicos que mostraron un comportamiento no verbal no empático.

¿Qué pasa con el contacto físico? Esto complejo y depende del contexto cultural, con un riesgo de mala interpretación. Parece que nunca antes los pacientes y los médicos han estado tan distantes físicamente. ¿La medicina está perdiendo el toque humano? En el contexto adecuado, con los motivos adecuados y con el consentimiento proporcionado, una simple palmadita en el hombro o un agarre de manos puede ser una herramienta invaluable para comunicar a nuestros pacientes que nos importa.

Conclusión

Nuestro trabajo no es fácil, no solo desde una perspectiva técnica operativa, sino también, porque la interacción entre humanos es compleja por naturaleza.

A pesar de las limitaciones y los desafíos, debemos sentirnos orgullosos de la oportunidad única que tenemos de producir un impacto positivo en el sentido más valioso de un individuo: su visión. Y tenemos la oportunidad de influir no solo en cómo los pacientes ven el mundo, sino también en cómo se nutren y se ven las relaciones más allá del microscopio.

 

Autor:

Xavier Campos-Möller, MD

Xavier Campos-Möller, MD

  • Head of Glaucoma and Advanced Anterior Segment Surgery, Western Health Eye Care Center, Corner Brook, Newfoundland
  • Conflictos de Interés: Consultor (Allergan, Glaukos, Johnson & Johnson Vision)

Referencias:

  • 1. Tai-Seale M, Olson CW, Li J, et al. Electronic health record logs indicate that physicians split time evenly between seeing patients and desktop medicine. Health Aff (Millwood). 2018;36(4):655-662.
  • 2. How doctors feel about electronic health records: national physician poll. The Harris Poll/Stanford Medicine. June 4, 2018. http://med.stanford.edu/content/dam/sm/ehr/documents/EHR-Poll-Presentation.pdf. Accessed February 1, 2019.
  • 3. Conty L, George N, Hietanen JK. Watching eyes effects: when others meet the self. Conscious Cogn. 2016;45:184-197.
  • 4. Finniss DG, Kaptchuk TJ, Miller F, Benedetti F. Biological, clinical, and ethical advances of placebo effects. Lancet. 2010;375(9715):686-695.
  • 5. Leibowitz KA, Hardebeck EJ, Goyer JP, Crum AJ. Physician assurance reduces patient symptoms in US adults: an experimental study. J Gen Intern Med. 2018;33(12):2051-2052.
  • 6. Kraft-Todd GT, Reinero DA, Kelley JM, Heberlein AS, Baer L, Riess H. Empathic nonverbal behavior increases ratings of both warmth and competence in a medical context. PLoS One. 2017;12(5):e0177758.
Oftalmo University
Síguenos en

Oftalmo University

Somos una plataforma online con cursos y herramientas creados por oftalmólogos de todo iberoamérica. Hablamos de los últimos avances en Oftalmología y te compartimos herramientas que pueden ser de tu utilidad.
Oftalmo University
Síguenos en

Latest posts by Oftalmo University (see all)

2019-04-28T21:26:23+00:00

Un comentario

  1. FERNANDO 1 mayo, 2019 at 4:18 pm - Reply

    Excelente reflexion
    La tecnificacion gana terreno a la humanizacion en todos los campos de la vida humana

Dejá un comentario