Cómo ver un Eclipse Solar / Retinopatía solar

Los eclipses solares han cautivado al ser humano desde tiempos inmemorables. Se trata de uno de los fenómenos naturales más impresionantes que se puedan experimentar.

Este 2 de julio tendrá lugar un Eclipse Solar Total, visible en varios países de Sudamérica, especialmente Chile, Argentina y Uruguay.

Los eclipses solares se producen cuando la luna se interpone entre el Sol y la Tierra, ocultando al primero, oscureciendo el cielo y transformando el día en una transitoria “noche”.

Es tal la fascinación que sentimos por estos fenómenos que nuestra curiosidad muchas veces nos juega en contra: mirar un eclipse solar sin protección adecuada puede conducir a daños profundos e irreversibles en nuestra retina (Retinopatía Solar).

Es por eso que a continuación daremos algunos consejos sobre cómo ver un eclipse solar sin riesgos.

Cómo mirar un Eclipse Solar

Ver el Eclipse Solar de manera Directa:

  • La única manera de verlo directamente es utilizando “lentes solares“, prismáticos solares o telescopios solares. Estos lentes filtran casi la totalidad de la radiación solar, no solo en el espectro visible sino también la radiación ultravioleta e infrarroja. Los “lentes solares” deben cumplir una estricta serie de normas de calidad (ISO 12312-2).

Ver el Eclipse Solar de manera Indirecta:

Eclipse Solar

Cámara Oscura para observar un Eclipse Solar

Si no contamos con los citados lentes, podemos observarlo de manera indirecta a través de:

  • A través de pantallas (de celulares, computadoras, TVs).
  • Cascos de soldador* (deberán ser Nº14 o superiores, estar en buen estado y no mirar más de 30 segundos seguidos).
  • Uso de una cámara oscura (o proyector estenopeico).

Cómo construir una Cámara oscura

La Cámara oscura es un sencillo dispositivo que mediante el uso de un pequeño agujero, nos permite visualizar los eclipses de manera segura, sin riesgos para nuestra retina.

A continuación les mostramos cómo construir una sencillo proyector estenopeico (Cámara oscura) con una caja de cereales:

Cómo NO DEBEMOS mirar un Eclipse Solar

  • NUNCA DEBEMOS MIRAR EL SOL DIRECTAMENTE, INCLUSO POR PEQUEÑOS PERÍODOS DE TIEMPO.
  • Nunca debemos mirar un eclipse con gafas de sol comunes (incluso las más oscuras no son seguras).
  • Nunca debemos mirar un eclipse a través de placas radiográficas.
  • Nunca mirar un eclipse a través de vidrios ahumados.

 

Retinopatía Solar

Como profesionales debemos estar atentos a las lesiones que pueden presentarse cuando no se cumplen las normas de seguridad antes mencionadas.

En caso de observación directa del eclipse (sin filtros o utilizando los métodos no aconsejados) se produce un daño en la mácula que dependiendo del tiempo de exposición podrá ir desde daños reversibles (manifestados clínicamente como escotomas arcuatos que desaparecen gradualmente) hasta daños irreversibles.

Definición

La Retinopatía Solar (también conocida como retinitis foveomacular, retinitis solar o retinopatía por eclipse), se produce por una fototoxicidad inducida por la exposición a la radiación solar que conduce a destrucción de tejidos retinales, generalmente en la fóvea. Se produce por la observación directa del sol, más comúnmente durante los eclipses solares. Generalmente resulta en una pérdida leve a moderada de la agudeza visual y/o escotoma central o paracentral. La recuperación es de naturaleza espontánea y ocurre en el transcurso de 3 a 6 meses después del evento, pero la recuperación visual puede ser incompleta.

Etiología

No solo por mirar el sol aparece esta entidad. Hay muchas causas más que conducen a este daño particular de la mácula [1]. Quizá el más común de ellos sea el daño por puntero laser [2]. Además también se observa esta entidad asociada a uso soldaduras industriales [3], y en nuestro ámbito profesional asociada al uso de microscopios quirúrgicos oftalmológicos [4](importante proteger la mácula!) e incluso asociada a uso de endoiluminación en cirugías vitreoretinales [5].

Factores de Riesgo

Además de la exposición, hay factores que predisponen al daño fototóxico de la retina [6].

  • Edad joven.
  • LIOs transparentes.
  • Drogas fotosensibilizantes: tetraciclinas, psoralenos.
  • Trastornos mentales.
  • Uso de drogas recreativas que permiten que el paciente permanezca mirando el sol más tiempo del soportable.

Y también hay factores protectores:

  • Alta ametropía.
  • Cataratas.
  • Polo posterior con pigmentación muy oscura.

Fisiopatología

Tan pronto como en el 2do día post exposición se puede ver daños principalmente a nivel del epitelio pigmentario de la retina (EPR). Generalmente se observa una disrupción del EPR subfoveal [7]. A veces el daño se asocia a daño a nivel coroideo.

El daño se produce por un mecanismo fotoquímico mediado por radicales libres. Se han propuesto dos mecanismos de formación de radicales libres. En primer lugar, la absorción de la energía de la luz por una molécula hace que un electrón entre en un “estado de excitación”, siendo la formación de radicales libres un medio por el cual dicho electrón puede volver al nivel de energía del “estado base”. En segundo lugar, la absorción de energía de la luz puede causar excitación y transferencia directa de energía de un cromóforo intraretinal – flavoproteínas, proteínas del hem, melanosomas, lipofuscina y fotorreceptores mismos – al oxígeno, creando una especie reactiva de oxígeno [8].

Síntomas y Signos

En general los síntomas no son de aparición inmediata y pueden tardar entre 6 y 12 horas en aparecer e incluyen visión borrosa y un escotoma central en uno o más comúnmente en ambos ojos. Pueden asociarse discromatopsia, metamorfopsia, micropsia, y cefaleas frontotemporales. También pueden estar presente irritación ocular, ardor, lagrimeo, dificultad para abrir los ojos e hiperemia conjuntival.

El déficit visual suele ser desde leve (AV 20/25) a moderado (AV 20/100), pudiendo incluso ser peor dependiendo del tiempo de exposición [6].

Al fondo de ojo, inicialmente puede resultar indetectable. Durante los primeros días puede aparecer una pequeña lesión blanco amarillenta a nivel de la fóvea. Al pasar el tiempo adquiere una coloración más rojiza y suele estar rodeada por un halo de pigmento. Pasadas dos o tres semanas aparece un pequeño agujero macular lamelar, fácilmente diagnosticable por OCT.

Diagnóstico por imágenes

A continuación mostramos imágenes típicas de una OCT (Fig.1) en pacientes con retinopatía solar, y un ejemplo de funduscopía (Fig.2) y microperimetría (Fig.3) en estos pacientes.

Retinopatía Solar - OCT

Fig.1 – Retinopatía Solar – OCT

Retinopatia Solar - Funduscopía

Fig.2 – Retinopatía Solar – Funduscopía

Retinopatía Solar - Microperimetría

Fig.3 – Retinopatía Solar – Microperimetría

 

Manejo y Tratamiento

Observación. No existe ningún tratamiento que haya demostrado prevenir, frenar o revertir el daño producido por la Retinopatía Solar. Hay reportes que sugieren que el tratamiento con esteroides podría ser un tratamiento efectivo para acortar el período de recuperación visual [9].

La EDUCACIÓN de la población es de capital importancia para evitar su aparición.

Pronóstico

La mayor parte de la mejoría de la agudeza visual se observa entre el 1ro y el 6to mes tras la exposición [10]. La mayoría de los pacientes finalmente regresan a un nivel de agudeza visual de 20/20-20/40 [6].
Tanto la metamorfopsia como los escotomas centrales o paracentrales, incluyendo aquellos que muestran alguna mejoría inicialmente, pueden volverse permanentes[6].

 

A modo de resumen y para educar a nuestra población, dejamos esta imagen lista para compartir en sus redes sociales:

mirar eclipse solar

Cómo mirar un Eclipse Solar

 

Fuentes consultadas: AAO, American Astronomical Society, NASA, National Science Foundation.
Video: NASA Goddard Space Flight Center

Referencias:

1.- Yannuzi LA, Fisher YL, KruegerA, et al. Solar Retinopathy: A photobiological and geophysical analysis. Tr. Am. Ophth Soc. 1987; 85:120-158.
2.- Robertson DM, Lim TH, Salomao DR, et al. Laser pointers and the human eye: a clincopathologic study. Arch Ophthalmol. 2000; 118(12):1687-1691.
3.- Yang C, Shao D, Ding X, et al. Chronic phototoxic maculopathy caused by welding arc in occupational welders. Can J Ophthalmol. 2012; 47(1):45-50.
4.- Michels M, Sternberg P, Operating microscope-induced retinal phototocicity: pathophysiology, clinical manifestations and prevention. Surv Ophthalmol. 1990; 34:237-252.
5.- Michels M, Lewis H, Abrams GW, et al. Macular phototoxicity caused by fiberoptic endoillumination during pars plana vitrectomy. Am J Ophthalmol. 1992; 114(3):287-96.
6.- American Academy of Ophthalmology. “Solar Retinopathy.” Section 12: Retina and Vitreous. Singapore, 2013-2014. 332-334
7.- Ham, WT, Ruffolo JJ, Mueller HA, et al. Histologic analysis of photochemical lesions produced in rhesus retina by short-wave-length light. Invest Ophthalmol Vis Sci. 1978; 17(10):1029-35.
8.- Youseff PN, Sheibani N, Albert DM. Retinal light toxicity. Eye (Lond). 2011; 25(1):1-14.
9.- Masaki Nakamura, Koji Komatsu, Satoshi Katagiri, Takaaki Hayashi, and Tadashi Nakano, “Reconstruction of Photoreceptor Outer Layers after Steroid Therapy in Solar Retinopathy,” Case Reports in Ophthalmological Medicine, vol. 2018, Article ID 7850467, 5 pages, 2018.
10.- Rothkoff L, Kushelevsky A, Blumenthal M. Solar retinopathy: visual prognosis in 20 cases. Isr J Med Sci. 1978; 14(2):238-43.
Lisandro Carnielli, MD
Sígueme en

Lisandro Carnielli, MD

Médico oftalmólogo argentino, apasionado por la tecnología y los usos disruptivos de la misma. Escribe habitualmente sobre Pensamiento Crítico y Medicina Basada en la Evidencia. Divulgador científico, emprendedor, escéptico.
Lisandro Carnielli, MD
Sígueme en
2019-06-27T14:59:48+00:00

Dejá un comentario