El balance entre la vida profesional y la vida familiar

María Soledad Romero, MD

En el trabajo / Carrera professional

Cuando estudiamos medicina adquirimos mucho conocimiento de cómo hacer diagnósticos y tratamientos de diferentes enfermedades, pero hay dos áreas que van a tener un impacto en nuestro desarrollo professional y que aún no están incorporadas en el curriculum de la Universidad ni de los programas de residencia y son cómo emprender una empresa y cómo balancear la vida familiar y professional.

Mi esposo, William “Stan” Anderson es neurocirujano en Johns Hopkins University, además de su cargado horario con cirugías es un investigador muy activo con mas de 130 articulos publicados. Y aún así colabora diaria y activamente en la crianza de nuestros hijos y las tareas del hogar.

Stan y yo no teniamos un plan de cómo ibamos a organizer nuestra familia. Los dos sentíamos mucha pasión por nuestra profesión pero coincidíamos en que nuestra prioridad eran nuestros hijos, Nancy y Manuel. Nosotros queríamos que nuestros dos hijos tuvieran las mismas oportunidades en su futuro como adultos y por ende entendimos que teniamos que dar el ejemplo.

Mis consejos de cómo lograr un balance entre la vida professional y familiar es básicamente ponerse metas y trabajar en un plan para lograrlas. En la carrera recomiendo empezar por encontrar un área que la apasione de su especialidad y enfocarse en esa área.

Póngase objetivos diarios en su trabajo cada día.

Póngase objetivos anuales ya sea aprender una técnica quirúrgica, escribir un artículo científico o aumentar el volumen de consultas en su clínica.

Sea eficiente con su tiempo, limite el tiempo en actividades innecesarias o en reuniones que no sean productivas.

Cree una red de soporte con colegas y mentores que tengan sus mismos objetivos profesionales, tanto afuera como dentro de su ambiente de trabajo diario.

Si le interesan las actividades académicas diseñe un calendario con las fechas de inscripción y las fechas de los cursos a los que les gustaria presentar trabajos o participar en paneles educativos.

Comience con pequenas metas.

Pida ayuda y colabore.

 

En la area de la vida familiar

Divide & conquer: divida las tareas de la casa y de la familia con su pareja de manera clara. Altérnense para asistir a las acitividades de los hijos, ayudarlos a hacer los deberes escolares o preparar la cena.

No se resigne al statu quo de generaciones anteriores en donde la mujer además de trabajar en su profesion lleva toda la carga del trabajo de la casa, y dialogue de esto con su pareja.

No asuma que porque el salario de su pareja es más alto en este momento siempre va a ser así, las situaciones laborales en esta época de globalización y con un mercado laboral tan incierto puede cambiar rápidamente y los roles se pueden invertir.

Y por último me gustaría compartir uno de los consejos mas valiosos que me dio uno de mis mentores cuando mi hijo tenia menos de un año de edad y yo estaba hacienda mi fellowship en Wilmer Eye Institute, Johns Hopkins University:

Siempre recuerde las indicaciones de las azafatas en los aviones, antes de que comience el vuelo de qué hacer en caso de una emergencia “póngase la máscara de oxigeno primero y después ayude a los otros”.

No se puede ser el apoyo y guía de nuestros hijos y pacientes si nos sentimos agobiadas, estresadas o insatisfechos con algún área de nuestra vida.

Hágase tiempo para relajarse diariamente y esto puede ser simplemente escuchar su música preferida, ir al gimnasio o charlar con un amigo por telefono.

No es fácil, pero se puede.

 

Stan’s points of view

William Anderson, MD

Having a family in the frenetic fast-paced modern era is always a challenge, no matter how it is structured. When both parents are working professionals, this further challenges and strains the traditional roles that many cultures have previously adopted for families.

In our family, our primary goal was taking care of our children and supporting them in their education while we both maintained active medical careers. Fortunately, by and large we are still able to sit down every evening and have dinner together. To pull off this feat of magic, both my wife and I have had to become very flexible in terms of who prepares the evening meal and takes care of other household responsibilities. From cooking to cleaning, the laundry, and helping the kids with their homework, we now essentially evenly split these jobs in fairly fluid yet seamless way. We know what needs to get done, and we work together to make it happen. Sometimes, for busy weeks, we make sure we go over the schedule during the weekend to see if things are going to get stressful, or if it might help to do some of the little jobs earlier in the week.

In my career, as a man, I value this additional time I’m able to spend with the kids. I know more about what they are doing in school and I’m more engaged with their activities. I also feel that it has helped me leave my work problems at work. I just don’t have time to inflict the crazy work issues and conflicts on my family, they are my second job!

Compatibilizar trabajo y familia es posible!

Oftalmo University
Síguenos en

Oftalmo University

Somos una plataforma online con cursos y herramientas creados por oftalmólogos de todo iberoamérica. Hablamos de los últimos avances en Oftalmología y te compartimos herramientas que pueden ser de tu utilidad.
Oftalmo University
Síguenos en
2019-03-03T22:20:41+00:00

Dejá un comentario